Tu carrito está vacío.

Volver a la tienda

Multiplica en un Plis está únicamente disponible para centros educativos.

Estaría indicado en aquellos centros que prefirieran un aprendizaje más secuencial de la división respecto al de la multiplicación. No obstante, Multiplica en un Plis incorpora también ejercicios en los que el alumno, al conocer uno de los factores de la multiplicación y su resultado, puede deducir el otro factor. Así, al mismo tiempo que aprende las tablas de multiplicar, está interiorizando el concepto de la división sin que ello le suponga el más mínimo esfuerzo adicional.

Multiplica en un Plis se presenta en tres cuadernos: uno en formato digital (la Guía para el Profesorado), descargable de forma gratuita; y los otros dos en formato papel, que serán con los que trabajarán los alumnos:

  • La Guía para el Profesorado, en la que se proporcionan las instrucciones sobre cómo implementar el método Multiplica en un Plis en el aula.
  • El cuaderno Multiplica en un Plis, de color verde. Los contenidos y ejercicios de este cuaderno están referenciados por el número de página.
  • El cuaderno QM-MeuP Tests, que se presenta en color naranja. Los ejercicios y tests de este cuaderno están referenciados y organizados en secciones.

La Guía presenta una programación con un total de 29 sesiones.

 Es aconsejable que las sesiones se lleven a cabo diariamente, de lunes a viernes. El número de sesiones diarias (de 1 a 3 sesiones) y la duración de cada sesión (entre 30 y 40 minutos), dependerá del número de alumnos y de la presencia de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo. En el caso de realizar más de dos sesiones en un mismo día, recomendamos hacer un pequeño descanso o pausa entre sesiones.

Multiplica en un Plis está únicamente disponible para centros educativos.

Estaría indicado en aquellos centros que prefirieran un aprendizaje más secuencial de la división respecto al de la multiplicación. No obstante, Multiplica en un Plis incorpora también ejercicios en los que el alumno, al conocer uno de los factores de la multiplicación y su resultado, puede deducir el otro factor. Así, al mismo tiempo que aprende las tablas de multiplicar, está interiorizando el concepto de la división sin que ello le suponga el más mínimo esfuerzo adicional.

Multiplica en un Plis se presenta en tres cuadernos: uno en formato digital (la Guía para el Profesorado), descargable de forma gratuita; y los otros dos en formato papel, que serán con los que trabajarán los alumnos:

  • La Guía para el Profesorado, en la que se proporcionan las instrucciones sobre cómo implementar el método Multiplica en un Plis en el aula.
  • El cuaderno Multiplica en un Plis, de color verde. Los contenidos y ejercicios de este cuaderno están referenciados por el número de página.
  • El cuaderno QM-MeuP Tests, que se presenta en color naranja. Los ejercicios y tests de este cuaderno están referenciados y organizados en secciones.

La Guía presenta una programación con un total de 29 sesiones.

 Es aconsejable que las sesiones se lleven a cabo diariamente, de lunes a viernes. El número de sesiones diarias (de 1 a 3 sesiones) y la duración de cada sesión (entre 30 y 40 minutos), dependerá del número de alumnos y de la presencia de alumnos con necesidades específicas de apoyo educativo. En el caso de realizar más de dos sesiones en un mismo día, recomendamos hacer un pequeño descanso o pausa entre sesiones.

Multiplica (y Divide) en un Plis ha sido desarrollado tanto para uso individual como para la educación inclusiva en el aula; para que todos, sin excepción, puedan introducirse en el mundo de la multiplicación y de la división de forma comprensiva, intuitiva y divertida.

Multiplica (y Divide) en un Plis toma como base la suma de dos números iguales y la propiedad conmutativa para reducir al máximo el número de elementos que necesitan ser memorizados; de este modo las tablas son cada vez más pequeñas. Adicionalmente, los productos de las tablas no son solo números; son también personajes de un relato (“Historia de 6 pequeño, que perdió su globito y de sus amigos que salieron a buscarlo«), con preferencias y emociones diversas.

Los adultos (los números grandes) van primero porque representan a las decenas; sus hijos (los números pequeños) van después porque representan a las unidades. Ello va a favorecer tanto la visualización intuitiva del concepto de cantidad como el desarrollo de la lateralidad; veamos como ejemplo la diferenciación de dos de los números llamados “simétricos» (36 y 63).

Para una “visualización” aún más intuitiva del concepto de cantidad, cada tabla ha sido literalmente “troceada” en tres partes (exceptuando la del 8, solo en dos “trozos” y la del 9, que tiene solo un elemento) y se ha establecido, en función de las decenas, una tonalidad distinta para cada uno de los trozos en que se ha dividido cada tabla.

Además, dichas preferencias y emociones van a potenciar el carácter intuitivo-deductivo de la actividad psicomotora del alumno al constituirse en “pistas” para trazar la unidad correspondiente partiendo de cada decena.

Todo ello, en fin, facilitará el aprendizaje salteado de las tablas de multiplicar, la descomposición factorial numérica por colores y el aprendizaje de la división.

Más información en preguntas frecuentes y nuestro blog.